Compartir

Para realizar el diagnóstico del trastorno de ansiedad, el médico, el psiquiatra o el psicoterapeuta tendrán una charla detallada con el afectado en la que se tomará nota de los síntomas que se dan. Como ayuda para el diagnóstico, en esta conversación se pueden utilizar guías de entrevistas estructuradas o cuestionarios.

A menudo, el trastorno de ansiedad no se diagnostica hasta que el afectado lleva sufriendo este problema durante mucho tiempo. Especialmente en las personas cuyo miedo se refleja físicamente, a menudo se produce un diagnósticoerróneo, ya que se investiga la causa de las molestias en el plano físico.

En primer lugar, el médico o psicólogo aclarará si se trata de un miedo normal o patológico. También es importante saber si solo se da ansiedad o si se da debido a una enfermedad psíquica (como la depresión). Para descartar que la ansiedad no tenga una causa física (como el hipertiroidismo, angina de pecho, consumo de ciertos fármacos, aumento de la presión intracraneal) se debe realizar una exploración física del afectado.

Es decisivo para el diagnóstico determinar, además de cuáles son los síntomas de la ansiedad, la magnitud de estos y desde cuándo se dan.

Una importante herramienta para el diagnóstico puede ser la utilización de un diario de ansiedad. El afectado escribirá un diario en el que indicará con qué frecuencia, en qué situaciones y con qué intensidad se da la ansiedad. Este diario ayuda al terapeuta a realizar un tratamiento individual.

Compartir
Artículo anteriorAnsiedad: Sintomas
Artículo siguienteTLP – Causas

Dejar una respuesta