Compartir

El trastorno de ansiedad no se puede prevenir. Sin embargo, es importante hacer algo lo antes posible cuando se dan los primeros síntomas. Si usted observa que tiene miedo a determinadas situaciones aunque no sean peligrosas, es aconsejable que sea consciente y que se enfrente a ellas de nuevo. Así podrá darse cuenta de que no existe razón para temer. ¡No dude en visitar a un médico o psicólogo cuando descubra que le cuesta mucho o que no puede enfrentarse a estas situaciones solo!

Cuanto antes se rompa el círculo vicioso del miedo y conductas de evitación, más fácil será evitar que el trastorno de ansiedad se vuelva crónico. En especial cuando hace tiempo que se dan los síntomas de la ansiedad, es importante que busque ayuda profesional para ocuparse del problema. Cuanto más dure el problema, más difícil será hacer frente a sus temores.

Compartir
Artículo anteriorAnsiedad: Evolución
Artículo siguienteTLP – Diagnóstico

Dejar una respuesta