Compartir

El trastorno de ansiedad se puede manifestar a través de diferentes síntomas. La enfermedad afecta no solo a las experiencias mentales, sino también a las físicas. A menudo, los afectados no perciben el sentimiento subjetivo del miedo en primer lugar, sino que más bien se trata de molestias físicas que los llevan a buscar atención médica. Por esta razón, a menudo se realizan exploraciones y tratamientos en los pacientes ante la sospecha de que exista una enfermedad cardiaca o similar, antes de que los síntomas físicos indiquen que se trata de un trastorno de ansiedad.

En el trastorno de ansiedad es característica la conducta de evitación. La persona afectada comienza a evitar determinados elementos o situaciones por el miedo al miedo. Así, las personas con miedo a volar evitarán hacerlo en el futuro. Las personas con agorafobia solo saldrán de casa acompañadas (o no saldrán). Cuanto más se evitan las situaciones que provocan ansiedad, mayor será esta. Como resultado, el afectado evitará cada vez más situaciones.

Las personas con trastorno de ansiedad por lo general temen perder el control. Asimismo, interpretan los síntomas físicos como un ataque al corazón inminente o temen perder la consciencia, desmayarse o volverse locas.

Compartir
Artículo anteriorAnsiedad: Causas
Artículo siguienteAnsiedad: Diagnóstico

Dejar una respuesta