Compartir

Qué es Borderline:

Borderline es un vocablo inglés que se usa para designar el trastorno límite de la personalidad (o TLP, por sus siglas). Como tal, es una patología que se sitúa en el límite entre la neurosis y la psicosis, de allí que la palabra usada para denominarlo en español traduzca, literalmente, ‘límite’, ‘línea fronteriza’.

El trastorno borderline se caracteriza por la inestabilidad en los estados de ánimo, comportamiento y relaciones interpersonales de quien lo padece.

Un individuo afectado por esta patología tiene una personalidad disfuncional: experimenta cambios frecuentes e inexplicables en el carácter y en la imagen que tiene de sí mismo. Presenta relaciones de afectivas intensas e inestables, un miedo permanente al abandono, y problemas en su rendimiento escolar o laboral.

Quien padece el trastorno borderline siente que vive sus emociones al límite: al límite del dolor, al límite de la tristeza. Tiene recurrentes sensaciones de vacío o tedio, asociadas a una producción insuficiente de serotonina, la hormona del placer, por ello procura saciarse a través del consumo excesivo de comida, los gastos desmesurados, las drogas, el sexo, e incluso conductas que atenten contra su integridad física (cortes o quemaduras autoinfligidas), temerarias (conducir a altas velocidades), o abiertamente suicidas.

Sus reacciones son excesivas, impulsivas, pues tienen dificultad en regular sus emociones, lo cual puede desembocar explosiones de furia y agresión física.

Síntomas como la bulimia, la depresión y un bajo rendimiento escolarpodrían ser avisos de padecimiento de borderline durante la adolescencia, aunque, en todo caso, lo más recomendable para detectar este trastorno y despejar dudas es buscar asistencia psiquiátrica o psicológica.

Compartir
Artículo anteriorTLP – Definición
Artículo siguienteTLP – Aspectos Esenciales

Dejar una respuesta