Compartir

Una depresión puede causar los síntomas más variados. Indicios típicos de una depresión son:

  • Estado de ánimo abatido
  • Pérdida de interés
  • Tristeza, desamparo
  • Desesperación
  • Miedos, sentimientos de culpa
  • Dificultades en la concentración
  • Aislamiento, prevención
  • Disminución de la iniciativa

Algunas personas con depresiones padecen además una serie de molestias físicas para las que no se halla ninguna explicación médica. Los posibles síntomas físicos de una depresión son, por ejemplo:

  • Trastornos del sueño
  • Falta de apetito
  • Vértigo
  • Dolor de cabeza
  • Dificultades en la concentración
  • Sensación de ahogo en el cuello
  • Arritmias cardiacas, taquicardias
  • Disnea
  • Disminución del interés sexual
  • Ausencia de la menstruación

En depresiones marcadas aparece una sensación de insensibilidad paralizante. El estado de ánimo en una depresión depende en gran medida de influencias externas, es decir, los éxitos o actividades agradables no provocan ninguna mejora de los síntomas. Los afectados parecen a menudo indiferentes.

Las personas con depresión se sienten cohibidas en su expresión física (movimientos, mímica). A algunas les cuesta descansar y deben estar en continuo movimiento. También los temores intensos y la irritabilidad pueden ser síntomas que acompañan a la depresión. Muchos afectados se hacen reproches por sucesos relativamente poco importantes y desarrollan un miedo irracional a las posibles consecuencias. La mayoría contempla el futuro de forma pesimista. Quien es depresivo, se aísla normalmente de su entorno social. A menudo también aparecen pensamientos de suicidio en las depresiones.

En casos graves aislados pueden aparecer síntomas psicopáticos: los afectados oyen, por ejemplo, voces que les regañan, o ven alucinaciones.

Compartir
Artículo anteriorTLP – Tratamiento
Artículo siguienteDepresión: Tratamiento

Dejar una respuesta